Radamanto es la fábula más divertida del año

Radamanto, o el viejo que salió de un pozo colonial está escrita en una prosa musical y juguetona, que se desliza de lo ingenioso culto con referentes mitológicos al lenguaje coloquial, sin el menor esfuerzo. A Radamanto lo encuentra Anita sentado en el pozo, y en vez de seguir su camino, se detuvo a preguntar. Y allí empieza esta hilarante y enloquecida aventura que me sanó de mis dolores, alejó mi angustia y me hizo sonreír. Que conste que no es Radamanto sino Anita, una niña de doce años con novio, la verdadera estrella de este historia para adolescentes, y para adultos también. “Mi novio, Darío… nació congénitamente pegado a sus patines… quiere ser microbiólogo y descubrir el gen de la tontería,” dice ella.

Marcia Rodríguez Prieto, narradora y poeta, es la autora de esta novelita genial que pareciera pero no es tan inocente, porque de vez en cuando le hace un guiño irónico a la vida esperpéntica y kafkiana que viven y padecen los cubanos. Al final, al juez Radamanto lo casan con Hortensia, pero antes, quiere volver al inframundo. “Es mi país”, se disculpa. “¿Y para que vas a volver?”, preguntó Paco, “allí no debe quedar nadie. Los ejecutivos se largaron. ¿Tu solo vas a gobernar un país en ruinas?”

No dejen de leer a Radamanto, se divertirán. Estoy seguro que hasta al propio Shakespeare le habría encantado escenificar esta comedia cubana y universal en el Teatro Globo.

Benigno S. Nieto, 
escritor, poeta, novelista y ensayista.

2 comentarios:

  1. Excelente, este escrito de Benigno S. Nieto, me hizo comprar el libro de Radamanto y he quedado encantado es exactamente como él lo describe. Gracias Benigno por recomendarnos a leer este libro, que me ha alegrado la tarde.
    Armando Costa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los elogios a Marcia y su Radamanto.

      Eliminar